Inicio de sesión »

Ejercicio después de una cirugía mamaria

Esta información describe cómo realizar ejercicios de brazo y hombro, un ejercicio de respiración y un masaje de la cicatriz después de la cirugía mamaria.

Pregúntele a su cirujano cuándo es seguro empezar a realizar estos ejercicios.

Si le hicieron una cirugía mamaria sin reconstrucción, puede hacer los ejercicios de este folleto el primer día después de la cirugía, siempre y cuando su cirujano le diga que es seguro.

En el sitio web del MSK puede ver un video con una demostración de los ejercicios tras una cirugía mamaria sin reconstrucción en: www.mskcc.org/videos/exercises-after-breast-surgery-without-reconstruction.

Si se ha sometido a cirugía mamaria con reconstrucción, hable con un miembro del equipo de cirugía plástica sobre cuándo es seguro realizar cada uno de estos ejercicios. Un miembro del equipo de cirugía plástica también le dirá a cuánto debe limitar el rango de movimiento después de la cirugía: 45, 60 o 90 grados. Tal vez le resulte útil escribir la restricción al pie de las ilustraciones de los ejercicios.

Puede ver videos con demostraciones de los ejercicios después de una cirugía mamaria con reconstrucción en el sitio web de MSK.

Si le practicaron una reconstrucción con un expansor de tejido, visite: www.mskcc.org/videos/exercises-after-breast-surgery-reconstruction-using-tissue-expander.

Si le realizaron una reconstrucción con transferencia de tejido, visite: www.mskcc.org/videos/exercises-after-breast-surgery-reconstruction-using-tissue-expander.

Ejercicio de respiración profunda

La respiración profunda exagerada puede ayudarle a relajarse y aliviar la molestia y tirantez alrededor de la incisión. Esta también es una técnica muy buena para aliviar la tensión durante el día.

Para realizar esa técnica, siéntese en una silla cómoda y haga una respiración profunda y lenta por la nariz. Deje que se expandan el pecho y el abdomen. Ahora, exhale lentamente por la boca. Puede repetirlo varias veces.

Ejercicios para brazo y hombro

Realizar ejercicios para el brazo y el hombro le ayudará a recuperar el rango total de movimiento del lado en que le practicaron la cirugía, el "lado afectado". Con el rango total de movimiento, usted debe poder:

  • mover el brazo por encima de su cabeza y hacia un lado;

  • mover el brazo por detrás del cuello;

  • llevar el brazo hasta la mitad de la espalda.

Haga 10 repeticiones de cada ejercicio 5 veces al día hasta que haya recuperado el rango total de movimiento y pueda usar el brazo como lo hacía antes de la cirugía en todas las actividades normales. Eso incluye actividades laborales, domésticas, recreativas y deportivas. Si tenía un movimiento limitado en el brazo antes de la cirugía; su objetivo será recuperar dicho movimiento que tenía antes.

Si recupera rápidamente el rango total de movimiento, siga haciendo estos ejercicios una vez al día. Esto le servirá especialmente si siente tirantez en el pecho, hombro o bajo el brazo afectado. Estos ejercicios pueden ayudar a prevenir la formación de tejido cicatricial en la axila y el hombro. El tejido cicatricial puede limitar los movimientos más adelante.

Si sigue teniendo dificultades para mover el hombro 4 semanas después de la cirugía, informe a su cirujano. El cirujano determinará si necesita rehabilitación adicional, como fisioterapia o terapia ocupacional.

Antes de comenzar, reúna los siguientes elementos:

  • 4 trozos de cinta adhesiva (para marcar su progreso en la pared);

  • un cronómetro, temporizador o reloj con segundero (deberá realizar algunos ejercicios durante todo un minuto).

Rotación de hombros

La rotación de hombros es un buen ejercicio para comenzar, ya que permite estirar suavemente los músculos del pecho y los hombros. Si el cirujano le dice que es seguro, puede comenzar con este ejercicio el primer día después de la cirugía.

  • Póngase de pie o siéntese en una posición cómoda con los brazos relajados a los costados (vea la Figura 1).

  • Con un movimiento circular, lleve los hombros hacia adelante, hacia arriba, hacia atrás y hacia abajo. Trate de que los círculos sean lo más amplios posible y que los dos hombros se muevan al mismo tiempo.

  • Si siente tirantez en la incisión o el pecho, empiece con círculos más pequeños pero hágalos más amplios a medida que la tirantez disminuya. Tal vez al rotar en este sentido sienta un poco más de tirantez en el pecho que al rotar hacia adelante, que es el ejercicio que realizará a continuación. Esto mejorará con la práctica.

  • Ahora, cambie de sentido y haga 10 rotaciones de hombros hacia adelante. Lleve los hombros hacia atrás, hacia arriba, hacia abajo y hacia adelante.

Hombros como alas

Si se sometió a una cirugía mamaria con reconstrucción, el ejercicio en el que usan los hombros como alas (vea la Figura 2) le ayudará a recuperar el movimiento hacia afuera del hombro. Puede realizar este ejercicio sentada o de pie.

  • Coloque las manos en el pecho o la clavícula.

  • Eleve los codos hacia los lados.

  • Baje los codos lentamente.

  • Después de 10 repeticiones, baje lentamente las manos hasta el regazo.

 

Si siente molestias mientras realiza este ejercicio, mantenga la posición y haga el ejercicio de respiración profunda. Si la molestia no desaparece, no suba más los codos.

Círculos con los brazos

Si se sometió a cirugía de ambas mamas, haga este ejercicio con los dos brazos, uno cada vez. No haga este ejercicio con los dos brazos al mismo tiempo. Eso le causará demasiada presión en el pecho. Si el cirujano le dice que es seguro, puede comenzar con este ejercicio el primer día después de la cirugía.

  • De pie, separe los pies ligeramente para mantener el equilibrio. Eleve el brazo afectado lateralmente tan alto como pueda (vea la Figura 3). Comience a formar lentamente con el brazo círculos hacia atrás en el aire. Asegúrese de que el movimiento lo realice el hombro y no el codo. Mantenga el codo recto.

  • Aumente el tamaño de los círculos hasta que sean tan grandes como le sea posible con comodidad. Asegúrese de hacer al menos 10 círculos completos hacia atrás. Si siente algún dolor o tiene el brazo cansado, descanse. Continúe con el ejercicio cuando se sienta mejor.

  • Baje el brazo lentamente hacia el costado. Descanse el brazo un momento.

  • Para realizar la segunda parte del ejercicio, eleve lateralmente el brazo afectado tan alto como pueda. Comience haciendo lentamente círculos hacia adelante.

  • Aumente el tamaño de los círculos hasta que sean tan grandes como le sea posible con comodidad. Asegúrese de hacer al menos 10 círculos completos hacia adelante. Si siente dolor o tiene el brazo cansado, deténgase después de 10 círculos.

  • Baje el brazo hacia el costado.

Ejercicio de la W

El ejercicio de la W puede hacerse de pie, sentada o tumbada. Hacer este ejercicio con la espalda apoyada contra la pared podría ayudarle a colocarse correctamente. Si el cirujano le dice que es seguro, puede comenzar con este ejercicio el primer día después de la cirugía.

  • Forme una “W” con los brazos hacia los lados y las palmas apuntando hacia adelante (vea la Figura 4). Intente levantar las manos hasta que queden a la altura de la cara. Si no puede levantar tanto los brazos, llévelos hasta la mayor altura posible que le resulte cómoda.

  • Junte los omóplatos apuntando hacia abajo, como si apretara un lápiz entre ellos.

  • Si siente molestias en la zona cercana a la incisión, deténgase en esa posición y haga el ejercicio de respiración profunda. Si la molestia se alivia, trate de llevar los brazos un poquito más hacia atrás. Si la molestia no se alivia, no se estire más. Mantenga la posición más alejada que pueda y mantenga los omóplatos apretados durante 5 segundos.

  • Baje los brazos lentamente y regrese a la posición inicial. Repita este ejercicio 10 veces.

Estiramiento de espalda

Puede realizar el estiramiento de espalda estando sentada o de pie. Puede comenzar con este ejercicio el primer día después de la cirugía. Si se ha sometido a una cirugía mamaria sin reconstrucción o con reconstrucción con un expansor de tejido, puede comenzar a hacer este ejercicio el primer día después de la cirugía siempre y cuando el cirujano le diga que es seguro. Si le practicaron otro tipo de cirugía reconstructiva, pregúntele a un miembro del equipo de cirugía plástica cuándo puede realizar este ejercicio.

  • Coloque las manos detrás de la espalda y sujete la mano del lado afectado con la otra mano (vea la Figura 5). Si se sometió a cirugía en ambas mamas, use el brazo que pueda mover con mayor facilidad para ayudar al otro. Realice este estiramiento con un brazo cada vez; no realice el estiramiento con los dos brazos al mismo tiempo.

  • Deslice lentamente las manos hacia arriba y al centro de la espalda a la mayor altura posible. Mantenga la posición más alta durante 1 minuto.

  • Si siente un tirón o estiramiento en la zona cercana a la incisión, deténgase en esa posición y haga el ejercicio de respiración profunda. Si la tirantez desaparece, trate de deslizar las manos hacia arriba un poco más. Si la tirantez persiste, no deslice más las manos hacia arriba.

  • Mantenga la posición más alta que pueda durante 1 minuto. Debería sentir un estiramiento suave en la zona del hombro.

  • Después de 1 minuto, baje lentamente las manos.

Manos detrás del cuello

Puede realizar el ejercicio de colocar las manos detrás del cuello estando sentada o de pie. Si se ha sometido a una cirugía mamaria sin reconstrucción, puede empezar a hacer este ejercicio el primer día después de la cirugía, siempre y cuando su cirujano le diga que es seguro. Si se ha sometido a una cirugía mamaria con reconstrucción, pregúntele a un miembro del equipo de cirugía plástica cuándo puede realizar este ejercicio.

  • Póngase de pie o siéntese en una posición cómoda con los pies apoyados en el suelo. Tómese las manos sobre el regazo. Levante las manos lentamente hacia la cabeza manteniendo los codos juntos delante de usted y no hacia los lados (vea la Figura 6). Mantenga la cabeza erguida; no doble el cuello ni incline la cabeza hacia adelante.

  • Deslice las manos por encima de la cabeza hasta llegar a la parte posterior del cuello. Al llegar a ese punto, separe los codos hacia los lados. Mantenga esta posición durante 1 minuto. Si no puede llegar a esa posición, estírese y lleve los codos todo lo atrás que pueda.

  • Si siente tirantez en la incisión o en el pecho, mantenga la posición y haga el ejercicio de respiración profunda. Si la tirantez disminuye, continúe con el movimiento. Si la tirantez sigue igual, mantenga la posición que le resulte más cómoda durante 1 minuto.

  • Respire normalmente. No contenga la respiración mientras estira el cuerpo.

  • Afloje lentamente el estiramiento; para eso, vuelva a llevar los codos al frente y deslice las manos por encima de su cabeza. Luego, baje lentamente los brazos hacia el regazo.

Estiramiento contra la pared

Necesitará 2 trozos de cinta adhesiva para el ejercicio de estiramiento contra la pared. Si se ha sometido a una cirugía mamaria sin reconstrucción, puede empezar a hacer este ejercicio el primer día después de la cirugía, siempre y cuando su cirujano le diga que es seguro. Si se ha sometido a una cirugía mamaria con reconstrucción, pregúntele a un miembro del equipo de cirugía plástica cuándo puede realizar este ejercicio. Póngase de pie mirando a la pared. Los dedos de los pies deben estar a aproximadamente 6 pulgadas de la pared (vea la Figura 7).

  • Levante el brazo no afectado tan alto como pueda y marque ese punto con cinta adhesiva. Ese será el objetivo para el brazo afectado. Si se sometió a cirugía en ambas mamas, fije el objetivo con el brazo que pueda mover con más comodidad.

  • Coloque las dos manos contra la pared a una altura que le resulte cómoda. Empiece a subir por la pared con los dedos todo lo que pueda manteniéndolos a la par. Trate de no levantar la vista para mirarse las manos ni arquear la espalda.

  • Cuando llegue al punto en el que sienta un buen estiramiento, pero no dolor, haga el ejercicio de respiración profunda.

  • Vuelva a la posición inicial bajando los dedos por la pared.

  • Repita el estiramiento en la pared 10 veces. Cada vez que levante las manos, trate de estirarse un poco más.

  • En el décimo estiramiento, use otro trozo de cinta adhesiva para marcar el punto más alto que alcanzó con el brazo afectado. Así podrá ver su progreso cada vez que haga este ejercicio.

A medida que gane flexibilidad haciendo este ejercicio, tal vez deba acercarse a la pared un paso para que pueda estirarse un poco más.

Estiramiento de lado contra la pared

También necesitará 2 trozos de cinta adhesiva para el ejercicio de estiramiento de lado contra la pared. Si se ha sometido a una cirugía mamaria sin reconstrucción, puede empezar a hacer el ejercicio de estiramiento contra la pared el primer día después de la cirugía, siempre y cuando su cirujano le diga que es seguro. Si se ha sometido a una cirugía mamaria con reconstrucción, pregúntele a un miembro del equipo de cirugía plástica cuándo puede realizar este ejercicio. Colóquese de pie con el brazo no afectado estirado contra la pared, aproximadamente a un pie de distancia de esta (vea la Figura 8).

 

  • Levante el brazo no afectado tan alto como pueda y marque ese punto con cinta adhesiva. Al igual que con el estiramiento de frente, ese será el objetivo para el brazo afectado. Si se ha sometido a cirugía en ambas mamas, fije el objetivo con el brazo que pueda mover con más comodidad.

  • Gire el cuerpo de modo que ahora el brazo afectado quede frente a la pared. Suba con los dedos por la pared tan alto como pueda. Cuando llegue al punto en el que sienta un buen estiramiento, pero no dolor, haga el ejercicio de respiración profunda. Vuelva a la posición inicial bajando los dedos por la pared.

  • Repita este ejercicio 10 veces.

  • En el décimo estiramiento, use otro trozo de cinta adhesiva para marcar el punto más alto que alcanzó con el brazo afectado. Así podrá ver su progreso cada vez que haga el ejercicio.

No debería sentir dolor mientras hace este ejercicio. Es normal sentir algo de tirantez o sensación de tirón en ese lado del pecho. Concéntrese en la respiración hasta que la tirantez disminuya. Debe respirar normalmente mientras realice este ejercicio. No contenga la respiración.

Además, asegúrese de no girar el cuerpo hacia la pared mientras realiza este ejercicio. Mantenga el cuerpo en un ángulo de 90 grados con respecto a la pared.

Masaje de la cicatriz

Muchas mujeres se sienten incómodas al tocar la piel de la zona de la cicatriz. Es muy importante que se acostumbre a mover la piel sobre esta zona. Mover la piel le ayudará a mejorar la circulación y ablandar el tejido.

No comience a masajear hasta que la incisión haya cerrado por completo y el enfermero/a le diga que es seguro hacerlo. No debería haber heridas abiertas ni área con escaras. La zona de la cicatriz podría estar entumecida o demasiado sensible al principio. Esas dos sensaciones son normales después de una cirugía.

Para hacer el masaje, coloque 2 o 3 dedos sobre la cicatriz y mueva suavemente la piel en todas las direcciones. Levante los dedos y muévalos una pulgada o dos por encima y luego, repita el masaje. No comprima el tejido mamario. Haga este masaje una vez al día durante 5 a 10 minutos.

Hinchazón

Después de la cirugía, es posible que tenga un poco de hinchazón o abultamiento en la mano o el brazo del lado afectado. Eso es normal y, por lo general, desaparece solo. Si nota que tiene hinchazón en la mano o el brazo, levante el brazo por encima de la cabeza varias veces al día mientras hace un movimiento de bombeo con la mano. La acción de elevación y bombeo de los músculos ayuda a drenar el líquido del brazo. Para el movimiento de bombeo con la mano, abra y cierre el puño lentamente 10 veces.

También puede levantar el brazo varias veces al día durante unos 20 minutos cada vez. Para elevar el brazo si está sentada o tumbada, apóyelo sobre unos cojines. El brazo debe quedar levantado por encima del nivel del corazón. No sostenga el brazo por encima de la cabeza durante más que unos minutos. Eso provoca cansancio en los músculos del brazo.

Si puede dormir sobre el lado opuesto al de la cirugía, puede colocar 1 o 2 cojines delante de usted y apoyar el brazo en ellos. Si la hinchazón no desaparece en 4 a 6 semanas, llame a su médico o enfermero/a.

Si tiene alguna pregunta sobre los ejercicios o cualquier otra información presentada aquí, llame al Servicio de Rehabilitación al (212) 639-7833.