Esta información le ayudará a prepararse para la terapia intraperitoneal (IP).

Acerca de la terapia intraperitoneal

Figura 1: Espacio peritoneal Figura 1: Espacio peritoneal El espacio peritoneal es el área entre los músculos y los órganos del abdomen. En la terapia intraperitoneal, los medicamentos anticáncer se mezclan con líquidos y se inyectan directamente en el espacio peritoneal. Esto se hace mediante un puerto de acceso y un catéter. El cirujano le colocará el puerto en un bolsillo bajo la piel cerca de la caja torácica (vea la Figura 1).

Figura 2: Puerto y catéter Figura 2: Puerto y catéter El puerto tiene una cámara elevada. En la parte superior de la cámara hay un tabique de goma autosellante (disco). La cámara también tiene un brazo lateral para conectar el catéter (vea la Figura 2). El catéter se coloca en el espacio peritoneal. El puerto y el catéter por lo general se insertan durante la cirugía.

Durante la terapia intraperitoneal, los medicamentos entran en contacto directo con el cáncer en el espacio peritoneal. El medicamento se deja en el espacio para “bañar” el cáncer. Ese método permite que se administre una concentración más alta del medicamento. El enfermero le enseñará sobre el medicamento que se usará para su
terapia intraperitoneal.

Puede recibir la terapia intraperitoneal como paciente internado o como paciente ambulatorio. Su afección y el tipo de medicamento que necesite determinarán:

  • Dónde recibirá la terapia intraperitoneal;
  • Cuántos tratamientos tendrá;
  • Cuánto durará la terapia.

Preparación para la terapia intraperitoneal

  • Haga una cena liviana la noche anterior y un desayuno liviano la mañana del tratamiento.
  • Vístase con ropa cómoda la mañana del tratamiento.
  • Si lo desea, puede traer un reproductor de CD o un iPod para escuchar música durante el tratamiento. También habrá un televisor en la sala en la que recibirá el tratamiento.

 

Procure que alguien lo lleve a su casa

Debe haber un adulto responsable que lo lleve a su casa al menos las primeras veces que venga a recibir el tratamiento, ya que algunos de los medicamentos pueden provocarle mareos. Si no tiene a alguien que pueda hacerlo, llame a una de las siguientes agencias. Allí le ayudarán a encontrar a alguien que lo lleve a su casa.

Partners in Care (888) 735-8913

Caring People (877) 227-4649

Durante la terapia intraperitoneal

Durante la terapia intraperitoneal, deberá permanecer en su cama o silla a menos que tenga que ir al baño. Puede recibir líquidos o medicamentos por vía intravenosa (por una vena).

El enfermero le colocará una aguja por la piel y la conectará al disco autosellante de la cámara del puerto. Sentirá un pequeño pinchazo. El enfermero pegará la aguja con un apósito pequeño para mantenerla en su lugar.

La mezcla de líquidos y medicamentos estará en una bolsa que se conecta a la aguja. Esa mezcla fluirá al espacio peritoneal. Se puede pedir más solución después del tratamiento para mejorar el baño del espacio peritoneal.

Después de que la solución haya fluido al espacio peritoneal, el enfermero retirará la aguja y colocará un vendaje en el sitio. Este vendaje se puede retirar después de unos 30 minutos.

Su enfermero/a le pedirá que se cambie de lado varias veces en la cama. Esto ayudará a que la solución se disperse por todo el espacio peritoneal. Entonces su terapia IP habrá finalizado y podrá levantarse de la cama. La duración del tratamiento varía, pero habitualmente no dura más de 1½ a 2 horas.

La solución se absorberá en su cuerpo durante los siguientes días.

Efectos secundarios de la terapia IP

Los efectos secundarios de la terapia IP varían de un paciente a otro. A continuación encontrará los efectos secundarios más frecuentes y las formas de aliviarlos. Los efectos secundarios pueden ser causados por la cantidad de líquido que se inyecta en el espacio peritoneal durante la terapia IP o por el medicamento en sí. Puede que usted tenga alguno, ninguno o todos ellos.

Presión o distensión abdominal

  • Una vez que su tratamiento haya finalizado, intente caminar por el lugar. Esto aliviará la presión o la distensión. Use ropa cómoda, como pantalones con elástico, en los tratamientos y durante los días siguientes a ellos.

Vejiga llena o necesidad frecuente de orinar

  • Intente vaciar su vejiga justo antes de comenzar los tratamientos. También puede usar el baño durante los tratamientos.

Respiración más rápida

  • Eleve la cabeza durante el tratamiento. Cuando su tratamiento haya finalizado, puede caminar por el lugar o sentarse en una silla.

Náuseas y vómitos

  • Su médico o enfermero/a podrá darle un medicamento contra las náuseas antes o durante la terapia IP. Posiblemente su médico también le recete este medicamento para que lo tome en casa, según sea necesario.

Disminución del apetito

  • Intente hacer comidas más pequeñas más frecuentemente y beba suplementos nutricionales líquidos.

Cuidado del puerto peritoneal en casa

Dado que el puerto de acceso se encuentra bajo la piel, no necesita cubrirlo o vendarlo. Puede bañarse o ducharse y seguir su dieta normal.

Sus actividades no deberían verse limitadas por tener un puerto y un catéter. Pregúntele a su médico o enfermero/a acerca de cómo retomar sus actividades normales. Puede comenzar a hacer ejercicio después de que se recupere de la cirugía y su incisión haya cicatrizado.

Inspeccione la piel alrededor del puerto diariamente y llame a su médico o enfermero/a si hay algún problema.

Comunique con su médico o enfermero/a en caso de que presente lo siguiente:

  • dolor estomacal intenso o constante;
  • Temperatura igual o mayor que 100,4 °F (38 °C);
  • enrojecimiento, hinchazón o sensibilidad en el área alrededor del lugar del puerto;
  • náuseas o vómitos que duran más de 24 horas;
  • diarrea que dura más de 24 horas;
  • estreñimiento que dura más de 24 horas;
  • incapacidad de comer o beber durante más de 24 horas;
  • cualquier problema inesperado o inexplicado.