Pautas para el cuidado de la piel para pacientes que reciben terapia con radiación

A continuación, se describen las reacciones de la piel que deben tenerse en cuenta durante una terapia con radiación y cómo manejarlas.

Reacciones cutáneas por terapia con radiación

Durante una terapia con radiación es común que haya cambios en la piel. Todas las personas reaccionan de manera distinta ante un tratamiento. La probabilidad y la gravedad de una reacción cutánea dependen de lo siguiente:

  • el área que se va a tratar;
  • el tipo y la dosis de radiación que recibe;
  • si además recibe o no quimioterapia.

Después de 2 o 3 semanas de terapia con radiación, es posible que la piel se torne rosada o bronceada. A medida que el tratamiento continúa, la piel puede ponerse rojo brillante o muy oscura. También podrá sentirla seca o tener picazón y puede parecer escamosa. Algunas personas desarrollan una erupción o ampollas en el área de tratamiento. Es posible que estas ampollas se abran y se pelen. Si desarrolla reacciones cutáneas, seguramente mejorarán entre 3 y 4 semanas después de haber terminado el tratamiento. 

Hable con su dermatólogo u oncólogo radiólogo sobre el uso de una crema con esteroides para prevenir las reacciones cutáneas.

Volver arriba

Cómo cuidar la piel durante una terapia con radiación

Mantenga la piel limpia

  • Báñese o dúchese a diario con agua tibia y un jabón suave, sin perfume. Algunos de los jabones que puede usar son Neutrogena®, Dove®, jabón para bebés, Basis® y Cetaphil®. Enjuague bien la piel y séquela dando palmadas con una toalla suave.
  • Cuando se lave, trate suavemente la piel del área que está siendo tratada. No use una manopla de ducha ni se restriegue con un paño o un cepillo.
  • Las marcas de los tatuajes que se haya realizado antes del tratamiento son permanentes y no desaparecerán con el agua. Es posible que le hagan otras marcas durante el tratamiento, por ejemplo, para delimitar el área de tratamiento con un rotulador púrpura. Puede borrar estas marcas con aceite mineral, cuando el oncólogo le diga que se puede.
  • No use alcohol ni toallitas con alcohol sobre la piel del área que está siendo tratada.

Humedezca su piel con frecuencia

  • Si suele desarrollar reacciones cutáneas, el enfermero/enfermera le recomendará que use una crema hidratante. Deberá comenzar a usarla el primer día del tratamiento para minimizar la reacción. Si no es probable que desarrolle una reacción cutánea, no necesitará un hidratante a menos que la piel se seque o sienta picazón. Su enfermero/enfermera le dará las instrucciones. Si no está seguro si debe usar un hidratante, hable con su enfermero/enfermera.
  • Existen muchas cremas hidratantes que pueden usarse. Algunas son de venta libre y otras necesitan una receta. No hay evidencia de que un hidratante sea mejor que otro. Entre los hidratantes de venta libre que puede usar se encuentran Aquaphor®, Eucerin® o caléndula.
  •  Si no le gusta el hidratante que le recomendó el médico o enfermero/enfermera, dígaselo. Ellos podrán seleccionar otro producto para que pruebe.
  • Aplique el hidratante al menos 2 veces al día.
    •  Si su terapia con radiación se realiza por la mañana, aplíquese el hidratante:
      • después de su tratamiento;
      • antes de acostarse.
    •  Si su terapia con radiación se realiza por la tarde, aplíquese el hidratante:
      • por la mañana, antes del tratamiento;
      • antes de acostarse.
    • Los días que no recibe tratamiento, aplíquese el hidratante:
      •  por la mañana;
      • antes de acostarse.
  • No elimine la hidratante con agua antes de su tratamiento. Su piel se podría irritar.

Evite irritar la piel en el área que recibe tratamiento

  • Use vestimentas holgadas y de algodón sobre el área tratada.
  • Use solamente las hidratantes, cremas o lociones que le recomiende su médico o su enfermero/a.
  • No use nada de lo que se indica a continuación en el área tratada:
    • maquillaje;
    • perfumes;
    • polvos;
    • loción para después de afeitarse.
  • Puede usar desodorante sin aluminio en la piel intacta del área que está siendo tratada. Deje de usarlo si se le irrita la piel. Algunos ejemplos de estos desodorantes son Toms of Maine® y los desodorantes Crystal.
  • No afeite la piel tratada. Si debe afeitarse, use solamente una afeitadora eléctrica.
  • No se ponga cinta adhesiva en la piel tratada.
  • No permita que la piel tratada entre en contacto con calor o frío extremos. Esto incluye baños calientes, bolsas de agua, paños calientes y bolsas con hielo.
  • No aplique parches al área de tratamiento, ni siquiera parches para el dolor.
  • Si le pica la piel, no se rasque. Pídale a su enfermero/enfermera que le recomiende cómo aliviar la picazón.
  • Si no tiene reacciones cutáneas, puede nadar en una piscina con cloro. No obstante, asegúrese de enjuagarse el cloro inmediatamente después de salir de la piscina.
  • Evite broncearse o quemarse la piel durante el tratamiento y después de finalizado. Si va a exponerse al sol, use un protector solar sin PABA con un FPS de 30 o más. Además, use ropa holgada que cubra lo más posible.
  • Si tiene apósitos con iones de plata, quíteselos y limpie el área antes del tratamiento.
Volver arriba

Comuníquese con su médico o enfermero/enfermera en caso de que presente lo siguiente:

  • Una temperatura de 101 °F (38,3 °C) o más
  • dolor;
  • una erupción o quemadura de la piel en el área tratada;
  • un drenaje de la piel en el área tratada;
  • cualquier otro síntoma o problema nuevo.
Volver arriba
Si tiene preguntas o inquietudes, consulte con un integrante de su equipo de atención médica. Puede contactar con ellos de lunes a viernes de 9:00 a 17:00 en el número de teléfono ____________________. Después de las 17:00, los fines de semana y los días festivos, llame al ____________________. Si no figura ningún número, o si no está seguro, llame al 212-639-2000.
Skin Care Guidelines for Patients Receiving Radiation Therapy
©2016 Memorial Sloan Kettering Cancer Center - Creado el 6 de mayo de 2016